Seis megabancos de EEUU sancionados por expropiaciones durante la crisis

foreclosureOtra vez las irregularidades bancarias en materia de bienes raíces en Estados Unidos generan sanciones contra las entidades implicadas.

 

En esta ocasión, las autoridades de regulación federal han determinado restringir las actividades de los bancos JPMorgan Chase, Wells Fargo, HSBC, Santander, US Bank y EverBank, por otorgar créditos indebidos y luego expropiar propiedades que terminaron en la crisis.

 

En un comunicado oficial, la Office of the Comptroller of the Currency (OCC) expresó que, ante la gravedad de la falta, se limitará la posibilidad de estas seis entidades bancarias de materializar actividades relacionadas con el sector inmobiliario.

 

Entre otras limitantes, se estableció que no se les permitirá a los bancos constituir nuevos contratos con terceros dentro el mercado residencial de bienes raíces.

 

Los bancos tuvieron parte de responsabilidad en la crisis inmobiliaria.

Los bancos tuvieron parte de responsabilidad en la crisis inmobiliaria.

Se ha conocido que las autoridades de regulación federal y estas seis entidades financieras establecieron como acuerdo, de obligatorio cumplimiento, que los bancos indemnicen a los propietarios de los inmuebles afectados con miles de millones de dólares.

 

Específicamente, a los bancos se le otorgarán 280 millones de dólares, para que ellos se encarguen de indemnizar a aquellos hogares resultaron perjudicados y que las autoridades correspondientes aún no han conseguido hallar a pesar de sus gestiones para lograrlo.

 

Asimismo, el acuerdo establecido dispone otras medidas tales como la disminución de las tasas de interés en materia de préstamos concedidos a los propietarios. Según la información oficial de la OCC, solamente Bank of America, Citigroup y PNC Financial asumieron sus responsabilidades.

 

De acuerdo con los expresado por la Office of the Comptroller of the Currency en su comunicado oficial, más de 2 700 millones de dólares fueron distribuidos entre 3,2 millones de personas, cifra que simboliza el 90 por ciento del monto total de lo que los bancos acordaron abonar para solucionar el asunto.

 

Solo en el año 2011, una decena de bancos acordaron con las autoridades de regulación federal compensar a quienes fueron desalojados injustamente de sus propios hogares, solo por no ser capaces de enfrentar sus dificultades financieras.

 

Pero hasta ese momento, las entidades bancarias expropiaron inmuebles en forma excesiva, según reconocieron las autoridades federales encargadas de llevar a cabo la investigación de estos casos.