Sergio Ramos fue multado por talar árboles en su nueva mansión

Foto: Twitter.com

El futbolista Sergio Ramos y su esposa Pilar Rubio fueron multados con 250.000 euros por derribar un grupo de árboles, en su nueva finca ubicada en la urbanización de lujo La Moraleja en Madrid. Esta multa incluye, además, un mandato para que la pareja siembre el triple de los árboles cortados en el lugar estipulado por las autoridades madrileñas.

La empresa del central del club Real Madrid recibió la multa por derribar entre 50 y 90 ejemplares arbóreos, que incluyen a pinos, chopos y encinas, en el plan de remodelación de la finca. Esta propiedad fue adquirida por la pareja en una subasta pública por un valor de 4,2 millones de euros.

Foto: Idealista

La mansión ubicada en La Moraleja, al igual que el resto de la urbanización, tiene que cumplir la Ley 8/2005 de protección y fomento del arbolado urbano, que solo permite talar un árbol de más de 10 años de sembrado, cuando represente un peligro para la seguridad. Esta condición no se cumplió en este caso de la remodelación de la finca y por eso, el Ayuntamiento de Alcobendas decidió emitir la multa y la sanción de forma conjunta.

Ramos, Rubio y sus tres hijos esperan mudarse para esta finca durante el venidero 2020, cuando se culminen las obras de construcción de una nueva vivienda. Este plan lo estableció la pareja al adquirir la propiedad, porque la casa de 1.470 metros cuadrados en la parcela de 15.000 metros cuadrados de la mansión era muy pequeña para la familia completa y contaba con una estructura muy desactualizada.