Sigue estos consejos para hacer tu propia vivienda

Cortesía: Pixabay.

Si tenemos la suerte de poder empezar de cero con nuestra vivienda, construir nuestra propia casa a nuestro gusto y darle el toque personal y especial que queremos para considerar la vivienda como realmente nuestra, tenemos que tener en cuenta la escaleta de construcción y seguir los pasos, uno tras otros, con orden y seguridad. Si eres de los afortunados que pueden permitirse el lujo de construir su casa y no sabes por dónde empezar, tal vez este artículo te pueda resultar interesante. En él expondremos brevemente los pasos a seguir para que, posteriormente, profundices en ellos y logres tu objetivo y consigas levantar tu propia casa, de acuerdo con la información publicada por el portal digital Inmuebles.

Es bien cierto que no hace falta ser ingeniero para construir tu propia casa, sólo debes de disponer de tiempo y dinero, muchas ganas y, ocasionalmente, algo de ayuda. Se da por sentado que posees el terreno sobre el que quieres construir y tienes además los planos y las licencias de obra que hacen falta para que todo sea legal.

Observa la calidad del terreno, las características técnicas y la localización, para aprovechar al máximo la luz solar, así como prever por donde vienen las infraestructuras, como luz, agua, saneamiento, etc. Elige bien si te sientes capacitado para realizar la obra por ti mismo y en soledad o vas a necesitar la cooperación de alguna empresa, como construcciones Almerimar, empresa que puedes encontrar en la web EdificaPoniente.com. Si eres de la zona de Málaga o Almería, esta es nuestra recomendación en cuanto a profesionales para reformas en El Ejido y alrededores.

Después de excavar y limpiar en profundidad, se debe de hacer la cimentación y el saneamiento general de la casa hasta la cota. Hay que levantar la estructura hasta el nivel del primer forjado. Se realiza el forjado de planta baja y, posteriormente, se levanta la estructura para la primera planta, con la altura que se desee en planta baja, y de nuevo se repite la operación del forjado.

Se sigue con la elevación de la estructura para cubierta y se realiza, dependiendo del material que se elija, dependiendo del clima de la zona. Cuando se está en primera planta levantando la estructura, se puede comenzar a levantar la fachada de la planta baja y así ir cerrando la casa. Terminada la cubierta y el cerramiento de la planta baja, se cierra la primera planta. Mientras tanto, se pueden ir realizando las divisiones de la planta baja con la tabiquería. Aquí se comienza a introducir las instalaciones de la planta baja para subirlas posteriormente a la primera planta.

Cuando se termina la fachada de la primera planta, se realiza la tabiquería correspondiente a la primera planta. Se puede ir mientras tanto metiendo las instalaciones de la planta baja en su distribución, para posteriormente pasar a la primera planta, distribuyendo también. Hay que colocar pre cercos de puertas y ventanas y comenzar con los acabados, mejor de techo hacia abajo para que el suelo no sufra las obras del techo. Con los acabados terminados, se pasa a poner puertas y ventanas. Con la casa completamente cerrada, se ponen apliques y aparatos de los baños y se comprueba su funcionamiento.

Los exteriores se pueden ampliar con la instalación de toldos, cubriendo parte de patios o terrazas. Para locales comerciales, es muy recomendable realizar la instalación de estos toldos y cerramientos para proteger a la clientela de lluvias o vientos. Así mismo, si se tiene en la propiedad un terreno amplio, la colocación de estos elementos de exterior proporciona esta misma protección a familiares y amigos, así como la instalación de pérgolas protegen eficazmente del sol, creando una ambiente agradable.

¿Cómo diseñar una casa?

Toma en cuenta que primero debes elaborar un cuadro de necesidades para el inmueble, de acuerdo con la información que difundió el portal Construye Hogar. Posteriormente, es preciso zonificar la casa y finalmente, dibujar sobre un papel la distribución.