Supermercados alemanes apuestan por la construcción de edificios mixtos

Foto: Aldi

Las cadenas de supermercados alemanas Lidl y Aldi aprovechan ahora las fuertes subidas en el sector inmobiliario de Alemania para levantar modernos bloques de apartamentos con una tienda en la entrada, en especial en aquellas parcelas urbanas donde hasta ahora había establecimientos de un solo nivel.

La tendencia trata de satisfacer a inquilinos en busca de arriendos a precios razonables y también a inversores que quieren beneficiarse del exuberante mercado inmobiliario. Al igual que ayudar a la preocupación de las autoridades por el déficit de unidades residenciales.

Aldi Nord está desarrollando dos proyectos, de 100 viviendas cada uno. “Tenemos otras 15 iniciativas en distintas fases de planificación e implementación”, explica un portavoz de la compañía, que apunta que pondrán en el mercado 2.000 departamentos.

Lidl ya finalizó 10 proyectos, principalmente en Berlín. “Tenemos en preparación distintos proyectos, entre otros en Berlín, Múnich y Fráncfort. En Hamburgo queremos empezar una nueva obra”, aseguró a EFE Mario Köhler, su portavoz.

Los proyectos están cortados por el mismo patrón, como detalla la responsable de Comunicación de Trei Real Estate, Kathrin Ossendorf: “Nos concentramos en ciudades con una elevada demanda de vivienda y en supermercados de una sola planta en centros urbanos. Aquí vemos el mayor potencial de reconcentración y la mayor demanda de vivienda extra”.

EFE / Berlín