Trump fue criticado porque sus hoteles no abrieron como refugios por Irma

El club Mar-a-Lago cuenta con 58 habitaciones y unas bases de hormigón / Foto: Mar A Lago Web

Las críticas dirigidas al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se extendieron este fin de semana en que el huracán Irma tocó las costas del estado de Florida. El mandatario posee un total de ocho edificaciones hoteleras en la costa del sur de la Florida, que no fueron abiertas a los habitantes que buscaban refugio a los fuertes vientos y las inundaciones.

El club Mar-a-Lago, por ejemplo, es una propiedad con un total de 58 habitaciones que cuenta con cimientos de hormigón y acero clavados a una roca. Esta edificación que tiene la distinción como Hito Histórico Nacional y ubicada en Palm Beach, Florida, pudo albergar a algunos de los habitantes que se encontraron con refugios públicos a su máxima capacidad desde el viernes en la noche, cuando se hizo el último llamado para la evacuación obligatoria en buena parte del territorio del estado.

El presidente Trump también es dueño de otras tres propiedades hoteleras en Sunny Isles, una en Hollywood Beach, una en West Palm Beach, otra más en Júpiter y una más en Doral. Allí en el condado al borde la costa y que es conocido por la cantidad de venezolanos residenciados, los habitantes se alojaron en el hotel y pagaron entre 200 y 500 dólares por noche para protegerse de los fuertes vientos y en especial, de la crecida del nivel del mar por la llegada del huracán Irma que tocó tierra en categoría 4 y con vientos de hasta 200 kilómetros por hora.