Venezolanos agitan el mercado inmobiliario de bajos estratos en Colombia

Foto: Twitter.com

La llegada masiva de venezolanos agota el inventario de viviendas para alquilar en los estratos bajos de Colombia, especialmente en casas informales, de acuerdo a un informe de la Federación Colombia de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas).

Esta alta demanda de arriendos bajos por parte de los venezolanos recién llegados también incrementó el costo de los cánones mensuales, con lo que se generó una tendencia entre las familias colombianas por mudarse a otras viviendas.

En este sentido, la presidenta de Fedelonjas, María Clara Luque, explicó que “el próximo semestre plantea varios retos interesantes” para la economía colombiana y “para la dinámica de la finca raíz”.

“Estamos a la expectativa de la recuperación de las ventas luego del periodo electoral y, adicionalmente, la migración desde Venezuela está generando unos movimientos en la demanda y la oferta de inmuebles en los diferentes estratos”, agregó Luque.

En Colombia, las viviendas están catalogadas por estratos del uno al seis. En aquellas de estratos más bajos se paga menos por los servicios, mientras que en los más altos se paga un canon mayor.

Ante la situación generada por la llegada de venezolanos, Fedelonjas constató que muchos colombianos, en vista de que les costaba prácticamente lo mismo el arriendo decidieron cambiar al estrato 3 y mejorar en ubicación y tamaño, aunque ahora deben pagar más por los servicios básicos.

Cerca de 1,2 millones de venezolanos se asentaron en Colombia para huir de la crisis que se vive en su país. Además, otras 35.000 personas cruzan diariamente la frontera común, algunos para comprar alimentos y medicinas, otros para emigrar de manera definitiva.

Más solicitudes de crédito

Otras familias, en especial las compuestas por hogares unipersonales, ante los incrementos de los alquileres decidieron invertir ese monto en pedir un crédito para vivienda usada, pues ellos tienen mayor capacidad adquisitiva.

Acerca de las peticiones de créditos, Luque afirmó que “es una tendencia que se está presentando” en toda Colombia “y que está generando saltos entre estratos tanto en arriendos como en venta de vivienda”.

“Por eso la recomendación para las familias es no sobreendeudarse ni presionar la capacidad de pago, es preferible iniciar con un bien pequeño e ir mejorando en la medida que la capacidad económica lo permita”, concluyó.

EFE / Bogotá