Venta de nuevas viviendas supera las expectativas de los analistas

Foto: YouTube

Desde que inició el año, las ventas de viviendas nuevas se movieron a paso vertiginoso. Se mezcló una escasa oferta de construcciones con un aumento de los precios y una demanda rezagada, debido en parte a la pandemia del COVID-19. Pero luego vino una estabilización de ese ritmo.

La expectativa de los expertos era que se vendieran solo 5,85 millones de nuevas viviendas para el cierre de julio. Sin embargo, estas proyecciones fueron superadas.

Las ventas de viviendas nuevas en los Estados Unidos alcanzaron a los 5,99 millones de unidades en julio, de acuerdo al reporte hecho por la Asociación Nacional de Corredores Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés). Aunque estas nuevas ventas apenas suponen 2% de crecimiento frente a las cifras de junio pasado.

El precio medio de una nueva vivienda en los Estados Unidos siguió en ascenso y culminó en 390.500 dólares. Esto representa un incremento de 18,4% en comparación con el mismo mes del año pasado, cuando todavía se vivían los efectos económicos más severos de la pandemia del nuevo coronavirus.

Estos precios, de hecho, ya se volvieron un obstáculo para un cúmulo de compradores que está interesado en mudarse dentro de su localidad o cambiarse de ciudad, pero que ahora no cree que sea el mejor momento para contraer un nuevo crédito hipotecario.