Venta de viviendas nuevas tuvo su primer revés desde abril 2020

Foto: YouTube

Después de varios meses en repunte, la venta de viviendas nuevas en los Estados Unidos cayó al cierre de junio pasado. Este debilitamiento de las ventas inmobiliarias no ocurría desde abril de 2020 en pleno inicio de la pandemia del COVID-19 y algunos expertos del sector inmobiliario lo vincularon con los elevados precios de las propiedades y la oferta ajustada.

La caída de las ventas fue de 6,6% en el segmento de nuevas viviendas unifamiliares, de acuerdo con los datos publicados esta semana por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos. El ritmo de venta cerró en 676.000 unidades en junio, frente a 724.000 unidades para el cierre de mayo.

El informe también mostró que el precio medio de una vivienda llegó a los 361.800 dólares, lo que supone un aumento de 6,1% en comparación con el año anterior.

Los precios de las nuevas viviendas vienen en aumento debido a la conjunción de los incrementos en los costos que abarcan desde la mano de obra especializada hasta la madera y el transporte.

La administración de Joe Biden, de hecho, organizó una reunión con representantes de la industria de la construcción de viviendas para escuchar sus preocupaciones y ver cómo pueden aliviar las presiones para ampliar el número de nuevas viviendas construidas antes de que finalice este 2021.