Ventas en Catalunya se desplomaron 7,5% al cierre de 2017

Foto: Archivo

Los efectos de la crisis independentista en la Comunidad de Catalunya se hicieron palpables con una caída de 7,5% en las compraventas durante el trimestre final del año pasado. Las estadísticas del Consejo General del Notariado mostraron el contraste con la media española de las operaciones inmobiliarias que creció 10,9%, en lo que se considera el año estrella tras la crisis inmobiliaria de 2008.

La caída específica se produjo en medio de un clima político de inestabilidad debido a la celebración del referendo ilegal por la independencia y el llamado adelantado a las elecciones del parlamento catalán. De hecho, el Consejo General del Notariado, al igual que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), reflejó un aumento general de las compraventas en Catalunya de 13,7% durante todo 2017.

La tendencia a la baja también se expresó en el número de nuevos préstamos hipotecarios en Catalunya. A partir de octubre 2017, se evidenció una caída de 2,1%. Esto contrasta con el crecimiento de doble dígito que tuvieron los créditos hipotecarios en esta comunidad desde el primer trimestre del año 2014. La estimación de los expertos es que si el conflicto se extiende por otros meses, los valores de los pisos puedan caer hasta 20%.

La Rioja (4,2%) y Murcia (2,6%) fueron las otras dos regiones que también enfrentaron retrocesos en sus operaciones inmobiliarias para el trimestre de octubre a diciembre de 2017.