Visa EB-5 puede ser una gran herramienta de recuperación inmobiliaria

Foto: YouTube

Ahora cuando los efectos de la pandemia del COVID-19 apenas comienzan a sentirse, la visa de inversores de los Estados Unidos EB-5 puede ser un gran motor para la recuperación del sector inmobiliario.

Esta visa de inversores EB-5 otorga la tarjeta de residencia a las familias extranjeras que prestan 900.000 dólares a desarrollos inmobiliarios en cualquiera de los 50 estados. Los fondos que la familia solicitante de la EB-5 aporta le son reembolsados una vez que el proyecto inmobiliario se completa. Luego de aplicar para la visa, la residencia se les otorga, generalmente, en menos de 2 años a las familias de América Latina.

“El programa EB-5 está diseñado para que los fondos se devuelvan al inversionista en aproximadamente 5 años” dijo David Amaro, director de America Capital Markets de LS NYRC, firma que desarrolla proyectos inmobiliarios con los fondos captados con esa visa, en unas declaraciones facilitadas a EFE por la agencia de comunicación Top of Mind.

Entre 2008 y 2015, la visa EB-5 atrajo más de 20.000 millones en inversiones y creó más de 730.000 empleos, según IIUSA, una organización sin fines de lucro que monitorea las visas EB-5 y los cambios propuestos para esta visa de inversión.

De hecho, en América Latina el programa EB-5 es bien conocido y utilizado. Brasil, Venezuela, México y Colombia estuvieron en 2019 en la lista de los diez países con más demanda por la visa EB-5, según datos provenientes de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS)

De Brasil hubo 496 solicitudes, mientras que Venezuela (172), México (139) y Colombia (36) sumaron otras peticiones más. Colombia, por ejemplo es considerada una “estrella en ascenso”, pues en 2018 las solicitudes de visa EB-5 hechas por colombianos aumentaron 47%, según datos de USCIS recopiladas por IIUSA.

EFE / Miami