2,5 millones de viviendas están bajo amenaza por el cambio climático en EEUU

Foto: Visit The USA

El aumento del nivel del mar proyectado para finales de siglo amenaza a 2,5 millones de viviendas y negocios situados en localidades costeras de Estados Unidos, según un estudio publicado por la Unión de Científicos Preocupados (UCS, en sus siglas en inglés).

Este incremento acelerado del nivel del mar, principalmente causado por el calentamiento global, empeorará las crecidas marítimas y pondrá en riesgo de inundaciones crónicas a un pool de viviendas valoradas en 912.000 millones de dólares, según la UCS.

Otras 107.000 propiedades comerciales con un valor de 152.000 millones de dólares también están en peligro de sufrir estos efectos del cambio climático en los Estados Unidos durante los próximos 80 años.

“Desafortunadamente, en los próximos años muchas comunidades costeras afrontarán una devaluación de las propiedades a medida que las percepciones de riesgo se equiparen con la realidad”, apuntó en su informe Rachel Cleetus, economista y directora del Programa del Clima y Energía de la UCS.

Los tres escenarios de aumento del nivel del mar, desarrollados por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), fueron el punto de partida para que los científicos determinaran cuántas propiedades residenciales y comerciales a lo largo de toda la línea costera de los EEUU están en riesgo de inundación crónica por mareas altas.

Esta amenaza endémica, de acuerdo a la UCS, significa que esas viviendas se inundarán un promedio de 26 veces al año o más, es decir, una vez cada dos semanas.

Florida, Nueva Jersey y Nueva York serán los más afectados

Por estados, aquellos que podrían sufrir más las consecuencias de esta subida del nivel del mar para 2100 son Florida, que experimentaría un impacto de 351.000 millones de dólares, Nueva Jersey con 108.000 millones y Nueva York con 100.000 millones.

Las consecuencias no se traducen solo en propiedades deterioradas, sino también en viviendas inhabitables y la reducción de la base tributaria que financia escuelas, carreteras y servicios de emergencia en esos lugares.

Para el año 2045, cerca de 175 comunidades verán 10% o más de sus viviendas en riesgo de inundaciones crónicas, con casi 60% de esas comunidades con niveles de pobreza por encima del promedio nacional.

En sus conclusiones, los investigadores alertaron de que los dueños de residencias que se inunden a menudo en el futuro podrían encontrarse con hipotecas que excederán el valor de sus posesiones, afrontarán una subida abrupta de las primas de sus seguros contra inundaciones e incluso incumplirán los pagos.

Por otro lado, las instituciones prestamistas de estas hipotecas podrían volverse insolventes, especialmente bancos pequeños concentrados en regiones con alto riesgo de inundaciones.

EFE / Washington